Repatriación sanitaria: la guía completa

Alquiler de jets privados
desde 1991

8500
aeronaves disponibles

35 000
vuelos fletados

+100 000
pasajeros

4,9/5
en satisfacción del cliente

100 %
compensación de carbono

¿Reside en el extranjero durante un viaje o vive allí como expatriado? ¿Vive en Francia pero está de vacaciones en la otra punta del país? ¿Ha pensado en contratar un seguro de asistencia para la repatriación en caso de enfermedad o accidente grave? ¿Sabe qué condiciones tiene que cumplir para optar a una repatriación sanitaria? ¿Cómo es una repatriación sanitaria debida al Covid-19? Si no tiene ningún recurso, ¿cómo conseguir ayuda para ser repatriado? Esta es la guía para saber todo sobre la repatriación sanitaria.

Repatriación

¿Qué es la repatriación sanitaria?

Es el transporte de personas que sufren problemas de salud hacia su país o ciudad de origen antes de lo previsto. Esta opción de transporte tiene el objetivo de ofrecer cuidados de mejor calidad o un mejor seguimiento en el domicilio del paciente.

Existen varios tipos de repatriación sanitaria: la repatriación sanitaria no medicalizada y la repatriación sanitaria medicalizada. Existen diferentes medios de transporte: ambulancia, tren o avión. En general, lo más recomendable desde el extranjero es un avión por ser lo más rápido. Así sucede a menudo, por ejemplo, con los casos de Covid, cuando el enfermo tiene que ser repatriado a su país de origen.

Covid-19: repatriación en un avión sanitario

Con la crisis sanitaria debida al virus del Covid-19, las repatriaciones sanitarias también se efectúan mediante vuelos privados para los enfermos de Covid. La demanda sigue siendo alta hoy en día, así que le damos algunos datos para una repatriación sanitaria en jet privado para los enfermos de Covid-19.

Repatriación en avión sanitario para un caso de Covid con síntomas

¿Da positivo en Covid, tiene síntomas y necesita una repatriación sanitaria? En ese caso, puede pedir fletar un avión sanitario. Se le trasladará entonces en las mejores condiciones. El avión sanitario dispone de un equipamiento médico completo de cuidados intensivos. La persona enferma de Covid irá acompañada de un médico y será transportada en una camilla provista de un sistema de aislamiento. Este sistema impide que el virus escape y así dificulta la transmisión o la contaminación al personal que acompaña al paciente. También cuenta con ventilación a través de la cual el enfermo de Covid recibe aire fresco durante todo el vuelo de repatriación sanitaria.

Repatriación en avión sanitario para un caso de Covid sin síntomas

Mientras algunos enfermos muestran síntomas de coronavirus, otros pacientes positivos en Covid no presentan síntoma alguno. Sin embargo, pueden viajar en un vuelo en avión sanitario para volver a su país de origen en caso de necesidad. Es posible que un enfermo de Covid-19, incluso si no tiene síntomas, necesite ir acompañado de un médico y ser trasladado en un dispositivo de aislamiento.

En cualquier caso, las personas con Covid asintomáticas pueden viajar de otro modo. Ya sea a bordo de un jet privado o de un avión sanitario fletado ad hoc, el paciente puede viajar «normalmente», sin el dispositivo de aislamiento y sin un médico. Sin embargo, deberá respetar estrictamente las medidas preventivas y, mientras dure el vuelo, deberá estar aislado para no contagiar a nadie. El enfermo de Covid podrá viajar, aunque aislado, con comodidad, en una avión sanitario para su repatriación. Por último, una vez el vuelo haya concluido, el jet privado será limpiado y desinfectado por completo.

¿Qué diferencias hay entre la repatriación sanitaria no medicalizada y la repatriación sanitaria medicalizada?

Hay diferentes programas de repatriación disponibles en función del estado físico del paciente.

  • Repatriación sanitaria no medicalizada

Este tipo de repatriación se aplica a incidentes tales como un brazo roto, que obligan a la persona a volver a su país o ciudad de origen para recibir el tratamiento adecuado mediante diferentes medios de transporte como el avión. No requiere la presencia de personal médico que acompañe al paciente. Puede ponerse un vehículo sanitario a disposición del paciente para su traslado desde y hacia el aeropuerto, en el caso de ser repatriado en avión. En los vuelos de larga duración, se puede ofrecer clase Business.

  • Repatriación sanitaria medicalizada

A diferencia de la anterior, esta repatriación requiere la presencia de un miembro del cuerpo médico durante todo el trayecto de vuelta del paciente a su país o ciudad de origen. Este tipo de repatriación es necesario en caso de enfermedad o patología grave, como un accidente cerebrovascular, que pone en peligro la vida del paciente, pero también, por ejemplo, para un enfermo de Covid. El médico o enfermero acompañante velará por la seguridad del enfermo durante el trayecto, vigilará su estado físico, sus constantes médicas y aplicará los tratamientos adecuados en caso de necesidad.

¿Qué es la evacuación sanitaria?

La evacuación sanitaria se limita a los casos más graves de patologías o riesgos para la salud particularmente serios que requieran una repatriación urgente. En estos casos, si los cuidados médicos no pueden proporcionarse en el país de acogida, se fleta un avión medicalizado para enviar al paciente al hospital adecuado más cercano o, de ser necesario, a un país vecino. Un equipo medicalizado se encarga del paciente durante toda la evacuación.

¿Cuáles son las condiciones para optar por una repatriación sanitaria?

La repatriación sanitaria está sujeta a:

  • la condición médica del paciente.
  • la disponibilidad o no de infraestructuras médicas locales con la capacidad de prestar los cuidados necesarios.

Estas dos condiciones generales determinan si una persona ha de ser repatriada.

El equipo médico in situ y el servicio de asistencia-repatriación que haya contratado el paciente son los que deciden de manera conjunta si un vuelo medicalizado es viable, necesario u obligatorio.

Material médico

¿Sobre quién recaen los gastos de la repatriación sanitaria?

La gestión de la repatriación sanitaria en Francia puede organizarse de diferentes maneras:

  • Seguro-repatriación

Antes de un viaje, es posible contratar un seguro de repatriación de una aseguradora. Gracias a él, en el caso de tener un problema grave de salud (accidentes, enfermedades, lesiones, etc.), el paciente recibe cuidados y es repatriado a su lugar de origen o a un hospital adaptado a su estado de salud. Antes de la salida, se recomienda informarse sobre el estado sanitario del país de destino y comprobar el importe de los gastos médicos en el extranjero que, en algunos países, puede ser particularmente alto (p. ej. Canadá, Estados Unidos, Japón). Por tanto, un seguro puede facilitar la repatriación.

¿El seguro de repatriación sirve si el individuo fallece en el extranjero por un accidente? Sí, en general, el seguro incluye prestaciones particulares como el traslado en ataúd y la repatriación del cuerpo.

  • Repatriación asegurada por el Ministerio de Asuntos Exteriores

En los casos de urgencia extrema y para los pacientes que no tienen ningún recurso, el Ministerio de Asuntos Exteriores puede conceder una ayuda financiera para obtener la repatriación sanitaria desde el extranjero. En función de la demanda y también de los fondos disponibles, el Estado puede encargarse de la repatriación sanitaria de un ciudadano francés de modo gratuito. El expediente médico del paciente se comparte entonces entre el consulado y el médico local para determinar la necesidad o no de una repatriación.

 

  • Reembolso por tarjeta Visa

Cuando un viaje es pagado con tarjeta Visa, la repatriación sanitaria se toma en cuenta automáticamente. Están cubiertos varios miembros de la familia: el titular de la tarjeta, su cónyuge o pareja de hecho, sus hijos y nietos menores de 25 años. Infórmese sobre el contrato firmado en el banco cuando obtuvo la tarjeta Visa para conocer las garantías de asistencia y el límite hasta el cual el paciente puede recibir un reembolso.

  • Reembolso a través de la Seguridad Social o la mutua

-En el extranjero: en función del país donde se encuentre el paciente, la Seguridad Social puede intervenir para encargarse de los gastos incurridos en la repatriación. Si fuera necesario, la mutua del paciente puede tomar el testigo. Antes de emprender un viaje, se recomienda informarse en los organismos directamente.

En France: el reembolso por un transporte medicalizado en Francia puede alcanzar el 65% de la cantidad total. Los casos en los que se asume el 100% pueden ser las mujeres embarazadas de más de 6 meses, los recién nacidos que requieran hospitalización, los pacientes con enfermedades crónicas, las víctimas de accidentes laborales o algunos pensionistas. Existen diferentes medios de transporte sanitario pero el reembolso de los gastos se establece según el medio de transporte menos caro. Ejemplo: si viaja en avión, la Seguridad Social cubrirá hasta el 65% del coste de un billete en clase turista.

Atención: si el repatriado no forma parte de ninguno de los casos antes mencionados, recaerán sobre él los gastos del transporte de repatriación. Si está acompañado, también dependerá de él asegurar la repatriación de los miembros de su familia.

Por ello se recomienda informarse sobre las compañías de seguros-repatriación antes de emprender un viaje al extranjero. El objetivo es no tener que pagar de su bolsillo los gastos de hospitalización o médicos en caso de que surja un problema. Es una garantía que siempre debería considerar antes de su viaje.

En caso de no necesitar ser repatriado, el seguro puede financiar varios servicios:

  • Envío de medicamentos si no están disponibles localmente.
  • Un billete de ida y vuelta para los familiares del asegurado.
  • Asumir los costes médicos y de hospitalización en el lugar donde se encuentre el asegurado.

Enfermo

¿Cuánto cuesta una repatriación sanitaria en avión?

La repatriación sanitaria es un protocolo médico relativamente caro. Una urgencia médica conlleva encontrar en poco tiempo billetes de avión en primera clase que, por desgracia, suelen tener precios elevados. A esto hay que añadir el precio del acompañante médico si fuera necesario y del instrumental adecuado. Si tiene que fletarse un avión sanitario ad hoc, los costes aumentan todavía más.

  • Ejemplos de precio:

-La repatriación sanitaria medicalizada con avión ambulancia: 40 000 euros.

-Repatriación de un caso Covid en avión medicalizado: 15 000 – 20 000 euros.

-Repatriación de un cuerpo: 1000 – 5000 euros.

¿Existe la repatriación sanitaria gratuita?

Una repatriación sanitaria nunca es gratuita. No obstante, el seguro-repatriación puede asumir todos o parte de los costes incurridos, pero también pueden hacerlo el Ministerio de Asuntos Exteriores en caso de viaje al extranjero, la Seguridad Social o la mutua del repatriado.

¿Cómo es una repatriación sanitaria con AEROAFFAIRES?

  • Servicio 24 horas: los expertos aéreos de AEROAFFAIRES están disponibles 24 horas al día y 7 días a la semana para responder a sus solicitudes de fletamento o a las preguntas del futuro repatriado. También le garantizan un seguimiento hasta la llegada del paciente a su casa o al hospital.
  • Evaluación: los médicos empleados para un vuelo medicalizado evalúan el estado del paciente y deciden si el vuelo es viable, necesario u obligatorio.
  • Traslado de cama a cama: para garantizar un viaje tranquilo al repatriado, AEROAFFAIRES prepara su traslado del aeropuerto al hospital en ambulancia para un viaje rápido de cama a cama, con un equipo médico altamente cualificado.
  • Presurización especial: un cambio en la presión atmosférica puede acarrear complicaciones graves para algunos enfermos. Equipamos nuestros aviones con una tecnología particular para modificar la presión durante el vuelo y garantizar un traslado seguro.
  • Asistencia administrativa y traducción completa de documentos importantes: nuestra red de colaboradores AEROAFFAIRES le da acceso a un intérprete jurado, que le acompaña durante todo su vuelo al extranjero. Además, los expertos de AEROAFFAIRES acompañan y aconsejan al paciente para la entrada en un país y poner en marcha un servicio médico específico.

Para obtener un presupuesto, nuestros expertos aéreos están a la escucha 24 horas al día y 7 días a la semana. Contacte con nosotros en cualquier momento en el +33 1 44 09 91 82.

  • Repatriación médica: ¿qué es?

    La repatriación médica es el transporte de una persona enferma o en peligro de muerte a su país de origen. El flete de un avión de repatriación médica es una posible solución si la persona enferma o herida no puede recibir la atención necesaria a nivel local. Esto puede ser el resultado de la falta de infraestructura adecuada en el lugar, por ejemplo. Según el caso, un paciente también puede ser trasladado de urgencia si su pronóstico es vital. Por último, también puede implicar la repatriación de un cuerpo en caso de fallecimiento en el extranjero.

    Hay dos tipos de repatriación médica: la repatriación no médica y la repatriación médica. Los medios de transporte proporcionados no son los mismos según la situación.

    La repatriación no médica puede llevarse a cabo en un vuelo regular, a veces en clase ejecutiva en vuelos de larga distancia. Se trata de accidentes menores o imprevistos que no requieren la movilización de personal médico para acompañar a la persona repatriada. Se puede poner a disposición del accidentado un vehículo sanitario ligero para los desplazamientos de traslado.

    La repatriación médica se utiliza en caso de patologías graves o accidentes. Requiere la presencia de personal médico, enfermeras o médicos. Controlan el estado del paciente y la evolución de su patología durante todo el trayecto.

  • ¿Cómo solicitar la repatriación médica?

    Las condiciones para la repatriación médica difieren según el contexto de la solicitud. Puede hacer una solicitud directamente a una compañía aérea o a un intermediario de compañías aéreas en función de la urgencia médica del paciente y del contexto sanitario in situ. Estos profesionales le proporcionarán un programa completo de repatriación antes del viaje.

    Repatriar a alguien en caso de emergencia es muy caro. La realización de una repatriación médica es una solución que debe justificarse. Para ello, entran en juego las decisiones de dos tipos de especialistas: el equipo médico y el servicio de asistencia a la repatriación que el paciente haya suscrito con su compañía de seguros. En la mayoría de los casos, el enfermo es trasladado a hospitales cercanos al país de residencia o a otro país que cuente con la infraestructura necesaria. Una persona que viva en un país con instalaciones médicas óptimas tendrá pocas posibilidades de éxito.

  • ¿Cuánto cuesta la repatriación médica?

    ¿Cuánto cuesta la repatriación médica? El coste de la repatriación médica es muy elevado. Dependen de varios criterios: el país que recibe al paciente, el medio de transporte asignado a la repatriación médica y los gastos sanitarios relacionados con el nivel de medicalización.

    En los casos menos graves, puede ser sólo cuestión de pagar el precio del billete de avión en una aerolínea comercial. Si se trata de una emergencia que requiere el flete de un avión de repatriación médica y la movilización de un equipo médico, los precios aumentan considerablemente.

    No es posible organizar una repatriación médica gratuita. Sin embargo, puede haber ayuda financiera, según el caso, a través de
    seguro de viaje de repatriación contratado con una compañía de seguros
    el seguro médico de la persona que va a ser repatriada.

  • ¿Cómo se puede repatriar a alguien por razones médicas sin seguro?

    Los costes reales de la repatriación son muy elevados. Si el paciente no tiene seguro, deberá pagar todo el proceso de repatriación médica.

    Además de estos costes, el paciente debe pagar los trámites administrativos que se realicen. También debe tener en cuenta la repatriación de sus objetos personales y los costes del tratamiento recibido antes de la repatriación. Los gastos de búsqueda pueden añadirse al importe total en caso de accidente.

    En algunos casos extremos, los gastos de repatriación a Francia por razones médicas pueden ser cubiertos por :
    el Ministerio de Asuntos Exteriores, pero esto es poco frecuente y la solicitud debe hacerse al Consulado
    seguro de enfermedad: en caso de repatriación por motivos médicos, puede intervenir la seguridad social, previo anticipo personal de los importes a pagar

    Por último, en el caso de la repatriación a Francia durante un viaje de placer, hay muchos costes adicionales. Por ejemplo, tiene que pensar en los costes de repatriación de los miembros de su familia antes de que finalice su estancia. A los gastos de transporte se suman los de alojamiento cerca del hospital donde se alojará el paciente, e incluso los de una solución para el cuidado de los menores cuyo padre o madre es la persona repatriada. Por último, no hay que olvidar que los billetes sacados con prisa se cobrarán inevitablemente a precio completo. Por lo tanto, contratar un seguro antes de partir es una opción importante.