Aviones de carga

Aviones de carga

A la hora de alquilar un avión de carga en cualquier parte del mundo, existen diferentes factores a tener en cuenta dependiendo de la complejidad de la carga: ¿Se trata de una carga urgente? En este caso, el tiempo jugará un papel crucial. ¿Se transporta una carga no estándar o productos clasificados? ¿Es necesario un avión con temperatura controlada?

En todas estas casuísticas, puede confiar en el expertise de AEROAFFAIRES para el flete de cargueros y la entrega de mercancía puerta a puerta. 

Un avión de transporte de mercancías o un avión de carga es una aeronave con la finalidad de transportar material o mercancías de un aeropuerto a otro. En el caso de un avión de transporte militar, está destinado a trasladar a soldados o paracaidistas. Sin embargo, en la aviación civil, se distingue entre dos tipos: avión de carga y avión de pasajeros.

Los aviones de carga, a diferencia de los aviones comerciales, no cuentan con asientos ni están acondicionados para el transporte de pasajeros. Esto supone una amplia capacidad de carga de mercancías de todo tipo.

Elegir un avión de carga: las características más buscadas

Las diferentes características de estos aviones son las que determinarán las funciones que puedan desempeñar dentro del transporte aéreo de mercancías. Dentro de toda la oferta disponible, las características mejor valoradas para optar por uno u otro modelo o variante son:

  Su versatilidad, o capacidad de responder a diferentes escenarios como transportador aéreo.

  Su velocidad y rapidez, especialmente capitales en el transporte de carga urgente.

  Sus dimensiones, que determinarán el tipo de carga que pueda transportar

  Su autonomía y eficiencia, un factor clave en el impacto económico del alquiler de un avión­ de carga.

­

Los aviones de carga más habituales

 

Si hablamos de aviones de carga y de su estructura, podemos dividirlos en dos grandes grupos: los aviones de carga de escotilla y los de puerta lateral.

 

  • Aviones de carga de escotilla: También conocidos como aviones de carga de puerta trasera. Sus inicios se remontan a los aviones de guerra y al transporte de tanques acorazados, suministros y tropas durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día son aviones muy demandados en el transporte de mercancías de diferentes sectores, como el industrial.
  • Aviones de carga de puerta lateral. Se caracterizan por contar con una o más puertas laterales en el fuselaje. Suelen permitir un tipo de carga mucho más diversa y su carga y descarga suele realizarse de forma más rápida.

  • Aviones de carga: definición

    Los aviones de carga son aviones para el transporte de bienes y productos de forma rápida y eficiente. A diferencia de los aviones comerciales, no cuentan con asientos ni están preparados para transportar personas.

    Existen aviones de carga de todo tipo de características y prestaciones. Algunos aviones de carga son aviones acomdicionados que antiguamente servían para el transporte de pasajeros, mientras que otros han sido fabricados y diseñados específicamente para el transporte de carga, ya sea en un trayecto largo transcontinental o distancias más cortas.

  • Aviones de carga: ¿para qué ocasiones?

    Exposiciones de arte, eventos deportivos, necesidades militares, misiones humanitarias y de rescate. Estas, sin olvidar el transporte de bienes como parte del comercio global, son algunas de las ocasiones más habituales por las que se recurre al transporte de mercancías por vía aérea.

  • Aviones de carga: ¿qué pueden transportar?

    Los aviones de carga pueden responder a necesidades de transporte muy diversas, entre las que destacamos:

     

    – Transporte de productos manufacturados

    – Productos frescos y perecederos

    – Medicamentos

    – Productos peligrosos 

    – Animales vivos

    – Transporte de grandes cargas

    – Transporte de obras de arte 

  • Razones para alquilar aviones de carga

    El alquiler de un avión de carga puede responder a diferentes razones, entre las que se encuentran la necesidad de rapidez en el transporte de carga urgente, la seguridad en el envío de productos peligrosos o sensibles, las exigencias específicas derivadas de una mercancía voluminosa, la flexibilidad que proporciona un transporte de mercancías a medida, entre otras.