Fabricante de aeronaves Dassault

Dassault Aviation es un fabricante de aviones francés. Este grupo industrial fue fundado en 1929 por Marcel Dassault. Dentro de la industria aeronáutica, está especializada en el transporte aéreo y fabrica, entre otros, aviones militares y jets privados para la aviación de negocios. A continuación, le contamos toda la historia y los logros de esta empresa francesa, desde sus primeros aviones hasta el último Falcon 10X.
La historia de Dassault Aviation
Dassault Aviation es una rama del grupo Dassault (al igual que Dassault-Systèmes y Immobilière Dassault, por ejemplo). Su fundador, Marcel Dassault, nació como Marcel Ferdinand Bloch. En el año 1949, cambió su apellido de Bloch a Dassault. Este nombre fue tomado del código «chardasso» utilizado por su hermano, un general durante la Resistencia. Asimismo, la empresa Dassault Aviation no adoptó este nombre hasta 1990 (antes se llamaba AMD-BA).

Crédito de la foto: Dassault Aviation
Los orígenes de Dassault desde 1918

1918: al final de la Primera Guerra Mundial, Marcel Dassault (que entonces todavía se llamaba Bloch) crea la SEA (Société d’études aéronautiques). Posteriormente, hizo entregas de 300 biplaza a las fuerzas aéreas francesas.
1930: se produce un cambio de equipo y juntos crean una nueva gama de aviones. Un avión de correo trimotor, luego un bombardero pesado, también un avión de transporte cuatrimotor y, por último, un caza monoplaza. Todos estos aviones se denominan MB, seguido de un número según el modelo.
1938: Marcel Dassault funda una nueva fábrica en Saint-Cloud, cerca de París. Ahora, esta es la principal oficina de diseño del grupo industrial. En esta fábrica, creará tanto hélices como motores.

La historia de Dassault Aviation continúa después de la Segunda Guerra Mundial

1945: este año marca una nueva puesta en marcha y expansión de las fábricas de Marcel Dassault. Una fábrica de Boulogne pasará a llamarse Boulogne Avions Marcel Bloch y una fábrica de Talence (Nueva Aquitania) seguirá la misma estructura. Finalmente, su fábrica principal de Saint-Cloud adoptó la misma nomenclatura, un signo de unidad para el grupo aeronáutico.
1947: nacen nuevas creaciones aeronáuticas, entre ellas, la familia Mystère-Etendard. Algunos modelos se exportan a Israel e India, lo que supone las primeras exportaciones francesas en el sector aeronáutico.

Fue también durante este periodo cuando el Mystère II, creado por el fabricante de aviones, se convirtió en el primer avión en romper la barrera del sonido. Esto es una fuente de gran interés, ya que Estados Unidos (tras un acuerdo con la OTAN) encarga más de 220 aviones.

Entre 1949 y 1952: se abren nuevas fábricas, sobre todo en Mérignac (Nueva Aquitania), pero también en Villaroche (Isla de Francia).
1955: Marcel Dassault decide concentrar todas sus empresas en Saint-Cloud, cuyo director será Benno Claude Vallières.
1956: la familia de aviones Mirage se establece gradualmente y las exportaciones aumentan. Estos aviones fueron verdaderos avances en aeronáutica, ya que el Mirage III alcanzó la velocidad supersónica de Mach 2.

Dassault Aviation entra en el mercado de la aviación de negocios

1960: comienzan las entregas de aviones civiles. El Mystère-Falcon se basa en la tecnología utilizada en los aviones militares y ya está disponible en el mercado. Es el primer avión de negocios bimotor de Dassault. Este conquistó rápidamente el mercado estadounidense, ya que las compañías aéreas del país, como Pan Am, se apresuraron a pedir aviones.
1971: tras la adquisición de la empresa Bréguet Aviation, Dassault amplía su actividad a varios programas de desarrollo de aviones militares, como los aviones para la patrulla marítima, el Alpha Jet (los aviones de la Patrulla Acrobática de Francia). También lo hace para aviones de combate, como el Mirage 2000, que se beneficia de verdaderas tecnologías avanzadas.
1974: se inaugura la fábrica de Dassault Falcon Jet en Little Rock, Arkansas. Esta se dedica totalmente a la familia de aviones de negocios Falcon.

La sucesión de la empresa

Abril de 1986: Marcel Dassault fallece, dejando como heredero a su hijo Serge Dassault, que se hace cargo de la empresa.
1987 – 1996: durante una década, ante el declive mundial del sector aeronáutico, Dassault tuvo que reestructurar y reducir su plantilla. En esos años, casi el 60 % de los empleados tuvo que abandonar la empresa.
1993 y 1995: se hacen los primeros vuelos del Falcon 2000 y del Falcon 900EX.
1999: fecha importante porque Dassault Aviation, entonces especialista en aviación militar, vio cómo su volumen de negocio alcanzaba el 68 % en el sector de la aviación civil.

Crédito de la foto : Dassault Aviation – Rafale
Se produce la llegada y el uso de los ordenadores en la fabricación de los aviones Dassault

2000: Serges Dassault abandona el cargo de director general y le sucede Charles Edelstenne.
2000 – 2015: la evolución tecnológica con la llegada de los ordenadores permite a los fabricantes modelar sus aeronaves directamente de forma virtual. Esto permite que los equipos trabajen simultáneamente, lo que supone un considerable ahorro de tiempo y un aumento de la productividad. Durante esa época (2005), se mecanizó el trimotor Falcon 7X y se hizo directamente operativo, sin ninguna modificación.
2013: Eric Trappier se convierte en el nuevo (y actual) CEO de Dassault Aviation.
2016: el Dassault Falcon 8X hace su primer vuelo en el mercado de la aviación de negocios, mientras que el avión de combate Rafale se exporta y se vende internacionalmente. Ese año se entregaron 36 aviones a la India.
2021: el Falcon 6X vuela por primera vez (tras la cancelación del proyecto Falcon 5X). Este año también está marcado por un impresionante volumen de negocio de 3100 millones de euros, conseguido especialmente con numerosas colocaciones de Rafale.
2025: según ha anunciado la compañía, en el 2025 se espera la llegada al mercado del Falcon 10X.

Apariciones públicas de Dassault Aviation
Los aviones franceses de Dassault tienen una buena reputación y ya han hecho muchas apariciones públicas. De hecho, para los desfiles del 14 de julio, han aparecido a lo largo de los años el Dassault Mirage 2000, el Dassault Falcon 50, el Dassault Super-Etendard y el Dassault Rafale. Todos los años se les puede ver pasar entre la rotonda de los Campos Elíseos y la plaza de la Concordia. (Durante algunos años, este desfile se celebraba desde la plaza de los Inválidos de París hasta la plaza de la Concordia, como en 1913 o 1930, por ejemplo). Como habrá observado, el grupo aeronáutico Dassault opera en varios sectores. Entre ellos, lo hace en el ámbito de la aeronáutica, en el civil y militar y también en el aeroespacial.
El negocio aeroespacial de Dassault Aviation
La empresa francesa gestiona tanto una actividad de creación de vehículos espaciales como de misiones pirotécnicas. Los 3 vehículos espaciales que se han creado tienen propósitos diferentes. En primer lugar, quieren estudiar la posibilidad de transportar un satélite a una órbita baja, utilizando un lanzamiento aéreo. Otros aspectos, como la aerodinámica y la termodinámica, se estudian en las lanzaderas que ya están en el espacio.

En cuanto a las actividades pirotécnicas, Dassault Aviation es un verdadero fabricante de equipos aeronáuticos. Fabrica muchas piezas de recambio, sistemas y equipos para aviones. Además, una vez concluidas las fases de prueba, estos logros se utilizan en satélites, por ejemplo, pero también en lanzadores como Vega o Ariane, e incluso en lanzadores fuera de Europa.

nEUROn, Rafale y Falcon 8X. Crédito de la foto: Dassault Aviation
La actividad aeronáutica militar de Dassault Aviation
El Rafale, un avión de combate bimotor
El fabricante de aviones está comprometido con la defensa nacional y lleva mucho tiempo construyendo su avión de combate estrella: el Rafale Dassault. Esta joya de la aviación militar hizo su primer vuelo operativo en 1986. Este excepcional avión militar es versátil y también puede hacer varias tareas simultáneamente, todo en un solo vuelo. Es capaz, por ejemplo, de llevar a cabo misiones de defensa, así como procedimientos de reconocimiento aéreo y de ataque a la superficie. Estas maniobras no tienen margen de error, como ocurre cuando despegan de un portaaviones con una pista muy pequeña.

El Rafale es un verdadero policía del cielo en caso de conflicto y hace valer su característica de supervivencia y sigilo en todo momento. También cuenta con herramientas de autoprotección y una gama de armas mejorada, que son esenciales en zonas de alto riesgo.

Por último, las prestaciones de esta aeronave militar también se manifiestan en la velocidad supersónica que alcanza el Rafale. Tiene una velocidad máxima de 2223 km/h, o Mach 1,8.
Dassault y su misión de apoyo militar
Esta es una misión que el fabricante de aviones lleva a cabo en el sector de la defensa. De hecho, proporciona asistencia en varios aspectos, tanto logísticos como técnicos. El seguimiento de la acción se lleva a cabo en los cerca de 1000 aviones militares que operan en el Ejército del Aire francés, pero también en el extranjero. Dassault se compromete a dar soporte a los aviones durante su vida útil, que es de aproximadamente 40 años. La empresa acompaña a varios tipos de aviones entregados, como el Rafale, los Alpha Jets (aviones de la Patrulla Acrobática de Francia), pero también los distintos modelos de la gama Mirage.

Crédito de la foto: Dassault Aviation
El programa Neuron
La empresa francesa gestiona el programa Neuron (nEUROn) desde el 2006. Se trata de un programa europeo para crear un avión militar que no contenga ni piloto ni tripulación. Sus primeros objetivos se basan principalmente en la innovación y los retos tecnológicos. Por el momento, el fabricante de aviones quiere confirmar la tecnología aeronáutica existente para controlar y activar un avión militar autónomo sin una persona a bordo. Ya se han alcanzado varios objetivos durante los vuelos de demostración. Entre otras cosas, la aeronave es capaz de evaluar de forma autónoma las amenazas tanto en tierra como en el aire, así como de realizar seguimientos, rastreos, etc. Este proyecto está evolucionando con el tiempo y trata de aumentar su campo de competencia tecnológica, de modo que esta aeronave militar autónoma esté a la vanguardia de la innovación.
El Falcon multimisión
Se denominan Falcon multimisión porque pueden usarse tanto para misiones militares como para funciones civiles. Estos aviones tienen un gran alcance. En esta categoría, encontrará el Falcon-Marine, el Falcon 2000MRA y el Falcon 900MPA. Estos aviones tienen grandes fuselajes. Así, se optimiza la posibilidad de colocar diferentes distribuciones y de adaptarlos a todo tipo de tareas. Cada avión es adaptable y hace diferentes misiones, como la vigilancia, la carga militar, la intervención marítima, el remolque y la evacuación médica.
La actividad de aeronáutica civil de Dassault Aviation
La familia Falcon
No cabe duda de que cuando se oye el nombre de Falcon, se trata de una familia de aviones civiles y, en particular, de la aviación de negocios. Durante los últimos 50 años, esta producción de aviones de negocios ha cumplido con muchos criterios y ofrece una amplia gama de opciones de viaje. Esta familia de jets de negocios es uno de los líderes del mercado de aviones de gran cabina.

La gran familia Falcon es una garantía de calidad y seguridad, y su reputación está bien establecida. Veamos algunas cifras que lo demuestran:

2500: aviones Falcon en circulación actualmente.
80: países del mundo que poseen un jet negocios Falcon.
16 millones: de horas de vuelo acumuladas en los 2500 jets Falcon (para precisar, esto representa casi 8 meses de vuelo por jet sin parar).

Para el mantenimiento de todos estos aviones, nada como el Falcon Dassault Service, uno de los centros de mantenimiento más importantes situado en París – Le Bourget. No hay nada como visitar el Salón Aeronáutico de París – Le Bourget para verlo con sus propios ojos.
Las características comunes de los diferentes Falcon
La familia Falcon tiene una ventaja considerable, ya que se beneficia de las adquisiciones realizadas en los aviones militares que Dassault mecanizó anteriormente. De hecho, esto representa un avance significativo en la innovación tecnológica. Estos avances son notables, sobre todo, en los sistemas de la cabina, pero también en la aerodinámica de los aviones de negocios y en la mejora de la calidad del vuelo.

Además, con el fin de reducir las emisiones de CO2, todos los aviones de negocios Falcon certifican que consumen de media entre un 30 y un 50 % menos de combustible que sus rivales. Por tanto, el Dassault Falcon es uno de los aviones menos contaminantes (con las menores emisiones de CO2) del mercado de la aviación de negocios.

Además del aspecto del rendimiento, también es en la estética, la funcionalidad y el diseño donde Falcon sale ganando. De hecho, las cabinas de estos aviones privados ofrecen un confort extraordinario. Dassault Aviation adapta y renueva constantemente sus interiores para satisfacer las necesidades más exigentes. Por ejemplo, es el caso del Falcon 8X, cuya cabina ha sido rediseñada y reinventada cinco años después de su puesta en servicio.
La flota de aviones de negocios Falcon de Dassault Aviation
Consulte el final de este artículo para obtener más información y detalles técnicos sobre los distintos aviones de la familia Falcon. Si quiere conocer la flota de aviones de negocios de Dassault, a continuación la presentamos.

Falcon 900LX: siguiendo la tradición del Falcon 900, se certificó en el 2010. Este jet de negocios de larga distancia tiene una mayor autonomía que sus predecesores y puede volar de Moscú a Nueva York o de Pekín a París. Este trimotor transporta a 6 pasajeros en un confort de cabina inmejorable.

Crédito de la foto: Dassault Aviation

Falcon 2000 (modelos S y XLS): tras recibir la certificación en el 2013, estos aviones se encuentran entre los líderes de la categoría de «aviones de tamaño medio». Estos aviones tienen capacidad para entre 8 y 12 pasajeros y hacen viajes sin escalas desde París a Marrakech, por ejemplo. Tienen una autonomía de entre 6000 y 7000 km.

Crédito de la foto: Dassault Aviation

Falcon 7X: se lanzó en el 2005 y, actualmente, ya hay más de 270 Falcon 7X en servicio. Este avión de negocios tiene una autonomía de más de 11 000 km y puede transportar hasta 14 pasajeros en distancias largas. Es un jet privado de alta gama, que combina velocidad y comodidad y con todo diseñado para garantizarle un viaje agradable.

Crédito de la foto: Dassault Aviation

Falcon 8X: se presentó en el 2016 y acaba de sufrir una renovación de su cabina. Dassault Aviation confirma su voluntad de adaptarse y responder a las expectativas de sus clientes. El Falcon 8X puede recorrer una distancia de casi 12 000 km, lo que permite volar sin escalas desde París a Hong Kong.

Crédito de la foto: Dassault Falcon

Falcon 6X: el último miembro de la familia Falcon, el Falcon 6X se lanza en el 2021 con su primer vuelo y se ha convertido en un referente de la aviación de negocios. Ofrece versiones avanzadas, especialmente en los controles de vuelo. También ofrece un viaje de larga distancia con total comodidad y con capacidad para 16 personas a bordo.

Crédito de la foto: Dassault Aviation

Falcon 10X: se ha anunciado su llegada en el 2025. El Falcon 10X promete una serie de nuevas hazañas. La cabina más espaciosa de la aviación de negocios y una autonomía de casi 14 000 km. Esto es lo que conseguirá este avión privado dentro de unos años.

Crédito de la foto: Dassault Aviation
El principal reto de Dassault Falcon en la aviación de negocios
Con casi 17 000 aviones privados en uso en todo el mundo, es importante hacerse notar. Y esto es lo que hace Dassault al defender los valores más importantes de la aviación de negocios.

Flexibilidad: ¡viaje donde quiera y cuando quieras! La aviación de negocios consiste en adaptarse a todo tipo de situaciones y limitaciones.
Ahorro de tiempo: según los estudios, se ahorran 2,5 horas de media en un viaje en jet privado (en comparación con las rutas comerciales). Este ahorro de tiempo es a veces de hasta 5 horas. En un mundo en el que el tiempo es dinero, no hay duda de que la aviación de negocios es la respuesta. Para Dassault, es una cuestión de honor garantizar que estos aviones sean operativos en el menor tiempo posible.
Entorno de trabajo óptimo: ¿por qué ofrecer cabinas de diseño, tranquilas y conectadas? Porque a veces son lugares de trabajo. ¿Reunirse en un jet privado? Es totalmente posible. La optimización del tiempo está relacionada con la optimización de los pasajeros y la comodidad en la cabina. Por ello, Dassault Aviation está actualizando los interiores de sus aviones privados (como el recientemente rediseñado Falcon 8X).
Herramienta de productividad: como ya hemos comentado, en la aviación de negocios el tiempo es oro. Con toda la tecnología y el confort que ofrecen los jets privados, no cabe duda de que la concentración y el rendimiento están a flor de piel.

En AEROAFFAIRES, hacemos todo lo posible para elegir los aviones de negocios adecuados para usted. Si desea reservar su vuelo privado a bordo de un jet privado de Dassault Aviation, póngase en contacto con nosotros en el +33 (0) 1 44 09 91 82 o complete nuestro presupuesto en línea. Nuestros expertos en aviación responderán a su solicitud.